Una vez tienes un cliente interesado en recibir formación bonificada, los pasos a seguir son muy sencillos.

En primer lugar mandamos a tu cliente una ficha con la información que necesitamos para dar de alta el curso. Esta ficha incluye los datos de los alumnos, la fecha de comienzo y fin del curso, el lugar donde se imparte, etc.

En segundo lugar la empresa nos da de alta como gestor externo para que podamos realizar las gestiones en la plataforma de Fundae.

Una vez hemos recibido la ficha con la información del curso, lo damos de alta en la plataforma y generamos la documentación que la empresa debe de tener en el aula: hojas de asistencia, guía didáctica, cuestionario de evaluación, etc.

Por parte del profesor solo necesitaremos un documento en el que detalle los objetivos del curso y los contenidos del mismo (un índice de las materias que va a impartir). Una vez recibido este documento por nuestra parte el profesor no tiene que hacer nada más.

Cuando el curso finaliza Fundocu realiza las gestiones del cierre del mismo en la aplicación de Fundae, enviando al cliente el informe de Fundae en el que aparecen todos los datos para la aplicación de la bonificación, que generalmente se hace efectiva en el TC1 de ese mismo mes.

El máximo bonificable por hora lo marcan las siguientes fórmulas:

MODALIDAD PRESENCIAL

Formación superior: esta modalidad se define como “Materias que impliquen especificación y/o capaciten para desarrollar competencias de programación y/o dirección”.

13,5 euros x número de participantes x número de horas de la acción formativa

Formación básica: esta modalidad se define como “Materias transversales o genéricas, que capacita para desarrollar competencias y calificaciones básicas”.

9 euros x número de participantes x número de horas de la acción formativa

MODALIDAD DE TELEFORMACIÓN

En el caso de las acciones formativas de teleformación (cursos online), la fórmula es

7,5 euros x número de horas x número de horas de la acción formativa

Una vez realizado todo lo anterior, el cliente deberá custodiar la documentación física de la acción formativa durante 5 años, tal y como exige la ley.

En referente a la contabilidad, la bonificación puede considerarse como una subvención y, por lo tanto contabilizarse así:

  • Dado su carácter específico, puede abrirse una cuenta contable en el subgrupo 74 («Subvenciones a la explotación») que se podría denominar y numerar como «Ingresos por formación en el empleo».
  • En cuentas del subgrupo 75 («Otros Ingresos de Gestión»)

Los costes externos se contabilizarán en cuenta separada o epígrafe específico en las cuentas que según su naturaleza le corresponda del subgrupo 62 («Servicios Exteriores») con la referencia de «formación profesional para el empleo».

No dudes en usar el formulario de contacto para realizarnos cualquier pregunta. Nuestra red de colaboradores crece cada día y nos gustaría contar contigo.